Lundehund Noruego

El lundehund o perro caza-frailecillos noruego se crió para cazar esas aves en las escarpadas paredes de los acantilados, lo que le ha valido características esenciales de adaptación al medio, como dedos y articulaciones adicionales. Esos rasgos le permitían trepar con más facilidad y ser más flexible, sobre todo en la parte del cuello y los hombros, para llegar hasta los nidos de frailecillo ocultos en lugares en los que el hombre no se aventuraba. Desempeñó ese rol durante siglos, hasta que, en la década de 1800, el frailecillo se convirtió en especie protegida. Entonces pasó a ser una raza superflua y la población empezó a disminuir, hasta el punto de casi extinguirse. Pese a los esfuerzos de los criadores, sigue siendo una de las razas más raras en la actualidad. Inteligente, cariñoso y juguetón, el lundehund noruego es una excelente mascota, pero puede ser tímido algo testarudo si no se sociabiliza de pequeño.

Lundehund Noruego

Altura: 30-38 cm.
Peso: 6-9 Kg.
Esperanza de vida: 11-13 años
Origen: noruega
Descripción: Perro de tipo spitz bastante pequeño, con la cabeza en forma de cuña, las orejas erectas muy móviles y la cola de longitud media. Pelaje corto y áspero. Colores marrón rojizo con las puntas negras, negro o gris, con manchas blancas, o blanco con manchas negras. Los pies tienen seis dedos o más.

Fuente: Perros: Historia, descripción, fotografías; Bryan Richard