Retriever de Nueva Escocia (Perro cobrador de nueva Escocia)

El Retriever de Nueva Escocia, tal y como su nombre indica: perro cobrador de la Nueva Escocia; se crió en esa provincia canadiense y su función principal era atraer a las aves acuáticas hasta que estuvieran al alcance de las escopetas de lo, cazadores y recuperarlas una vez muertas. El perro organiza un alboroto que atrae a los patos y gansos, forma de actuar parecida a la del zorro, aunque para que lo haga el cazador suele azuzarlo lanzando una pelota o una rama desde su escondrijo. Esta raza de cobradores es la más pequeña, pero es fuerte, trabajadora y ágil y, debido a su gran energía y su instinto cazador, quizá sea mejor respetar su rol de perro de trabajo. Si se desea tenerlo como animal de compañía, deberá hacer mucho ejercicio y tener ocasión de nadar. Como mascota, suele mostrarse amable con las personas y otros perros.

Perro Cobrador de la Nueva Escocia

Altura: 46-53 cm.
Peso: 17-21 Kg.
Esperanza de vida: 12-14 años
Origen: Canadá
Descripción: Perro cobrador pequeño pero musculoso, con las orejas altas y caídas y la cola plumosa. Pelaje bastante largo y tupido, rojizo o anaranjado, a veces con manchas blancas en los pies, el pecho y la cola.