Perro Sueco de Laponia

Perro Sueco de Laponia

Al parecer estrechamente vinculado al samoyedo ruso, este perro de tipo spitz y tamaño mediano pertenece a una de las dos razas laponas reconocidas; la otra es el perro finlandés de Lapona. Ambas podrían compartir un ancestro común y proceder de los perros domesticados por los lapones nómadas y el pueblo de los sami en el norte de Europa. Increíblemente vigorosos y muy resistentes, estos perros han demostrado su gran valía como cazadores y como pastores y guardianes de renos. De hecho, los pueblos del norte han confiado en ellos para su supervivencia durante siglos. Aunque sigue ejerciendo de perro de pastor, hoy en día se ha convertido en un animal de compañía muy popular en Suecia y otros países porque es inteligente y afectuoso y responde muy bien al adiestramiento. Aunque no es agresivo, puede tener cierta tendencia a ladrar a los desconocidos, algo que se puede mitigar si se sociabiliza desde pequeño.

Altura: 43-51 cm.
Peso: 20-21 Kg.
Esperanza de vida: 12-14 años
Origen: Suecia
Descripción: Perro de tipo spitz, compacto y con la cara similar a la de un zorro. Orejas triangulares y erectas y cola curvada sobre el lomo. Pelaje denso, normalmente negro o rojizo uniformes, en ocasiones combinados con blanco.

Fuente: Perros: Historia, descripción, fotografías; Bryan Richard