Perro de agua portugués (cão de água português)

El perro de agua portugues es una raza de perro del grupo de los perros de caza que destaca por sus magníficas habilidades de cobrador. Los pescadores portugueses lo utilizaron durante cientos de años para las tareas más diversas, como recuperar redes, aparejos y otros utensilios que caían por la borda, llevar mensajes de barco a barco y hasta la orilla, e incluso como perro guardián cuando la flota estaba amarrada en el puerto.

Con los avances tecnológicos, el perro de agua portugués empezó a ser superfluo, y alrededor de la década de 1930 estuvo al borde de la extinción, aunque su suerte cambió con la ayuda de programas de cría destinados a salvar la raza. Hoy en día está presente en numerosos países y desempeña sobre todo la función de animal de compañía, aunque gracias a su inteligencia y su magnífica capacidad de aprendizaje también se utiliza como perro de terapia y de asistencia.

Perro de Agua Portugues

Altura: 43-53 cm.
Peso: 16-25 Kg.
Esperanza de vida: 11-13 años
Origen: Portugal
Descripción: Perro musculoso de tamaño mediano, con la cabeza grande, las orejas grandes, en forma de corazón y caídas y la cola abusada. Pelaje ondulado o rizado, cortado a modo de león o muy corto por todo el cuerpo. Colores negro, blanco y marrón.

Fuente: Perros: Historia, descripción, fotografías; Bryan Richard