Pastor de Anatolia

El pastor de anatolia es un perro que se caracteriza por sobre todo como un perro guardian. Por lo anterior también es conocido como karabash, literalmente «cabeza negra», o perro guardián turco, el perro de pastor de Anatolia es una antigua raza autóctona de Asia Menor, donde ha trabajado durante miles de años como guardián del ganado, defendiendo las ovejas del ataque de osos y lobos.

Su instinto protector lo convierte en una mascota muy leal y un guardián excelente, pero también es muy independiente, y puede mostrarse receloso con los desconocidos y agresivo con otros perros. Por tanto, se recomienda sociabilizarlo y enseñarle obediencia desde pequeño.

De constitución muy robusta, el perro de pastor de Anatolia también es rápido y ágil y, aunque sigue utilizándose como perro ovejero, también ejerce de cazador, de perro de búsqueda y rescate y de perro soldado.

Pastor de Anatolia

Altura: 70-80 cm.
Peso: 36-68 Kg.
Esperanza de vida: 12-15 años
Origen: Turquía
Descripción: Perro grande y musculoso de cabeza ancha y hocico rectangular. Orejas relativamente pequeñas, triangulares y caídas, en Turquía a menudo recortadas. Cola llevada sobre el lomo en situaciones de alerta. Pelaje de longitud media, normalmente beis con una máscara oscura pero también blanco y mosqueado.