Mastín inglés (Mastiff)

El Mastín inglés es una raza de perros grandes muy antigua. Aunque las antiguas civilizaciones de Oriente ya sabían de la existencia de los mastines, que además colaboraron con las fuerzas militares griegas y romanas de la anti­güedad, cuando las legiones romanas llegaron a Gran Bretaña en el año 43 d. C. ya había una población de esta raza completamente establecida. Al parecer, comer­ciantes fenicios habían introducido la raza nada menos que en el siglo VI a. C.

También te podría interesar leer: Todo lo que debes saber sobre las razas de perros

El mastiff, uno de los perros más pesados y fuertes, se ha utilizado a lo largo de la histo­ria como perro soldado, de pelea, hostigador de toros y osos, cazador de presas de caza mayor, pastor, guardián y animal de compañía, aunque, pese a su envergadura y sus incuestionables habilidades de perro guardián, suele hacer gala de un temperamento tranquilo y equilibrado. Sin embargo, hay que socializarlo desde pequeño; de lo contrario, puede mostrarse agresivo con otros perros.

Mastin ingles

Altura: 69-76 cm.
Peso: 72-86 Kg.
Esperanza de vida: 10-12 años
Origen: Gran Bretaña
Descripción: Perro volu­minoso de cabeza cuadrada y hocico corto. Orejas caídas cerca de las mejillas y cola alta y ahusada. Pelaje corto de color dorado, beis o mos­queado, con una más­cara negra y orejas oscuras.

Fuente: Perros: Historia, descripción, fotografías; Bryan Richard