El Harrier ( perro)

El Harrier tiene un aspecto similar al del foxhound inglés, el harrier o cazador de liebres podría descender del foxhound, el greyhound y el fox terrier, aunque ciertas fuentes también apuntan a la participación en sus genes del sabueso de san Huberto y el basset hound. Criado como sabueso de jauría en el siglo XIII, el harrier es más pequeño y compacto que el foxhound, y se utilizaba sobre todo para cazar liebres acompañando a los cazadores a pie, pero también para cazar zorros. El harrier posee un excepcional sentido del olfato y una gran resistencia, características que lo convierten en un magnífico perro de trabajo, aunque también es un buen compañero que se muestra más juguetón y extrovertido en compañía humana que el foxhound. Al haber sido criado en jauría, es sociable con otros perros, pero puede mostrarse agresivo con los gatos y otros animales pequeños si no se ha criado con ellos.

Harrier

Altura: 48-56 cm.
Peso: 18-27 Kg.
Esperanza de vida: 10-12 años
Origen: Gran Bretaña
Descripción: Sabueso compacto y musculoso de pecho profundo, cabeza ancha y hocico cuadrado. Orejas redondas y caídas y cola alta de longitud media. Pelaje corto y duro, normalmente blanco con manchas de color amarillo limón, rojo o canela, a menudo con una mancha negra en el lomo.