Al igual que hay personas algo silenciosas, también existen razas de perros pequeños que ladran poco.

Los perros, al igual que nosotros también necesitan expresarse y lo que para nosotros es la voz, para ellos los ladridos. Así que no podemos pretender tener un perro en casa, y que este no emita ningún sonido. Ahí, existiría una razón preocupante, a no ser que se tratara de un problema de salud que lo limite en este sentido.

Claro está, entendemos que ellos tienen derecho y deben comunicarse a su manera, como lo es ladrando, pero no nos podemos negar, lo molesto que resulta tener como mascota o como vecino, un perro que ladra todo el día, sin ton, ni son. Puede llegar a enloquecernos y hasta quitarnos las ganas de convivir con ellos. Por eso, es fundamental entender un poco más a nuestro amigo incondicional y fiel.

Por que ladran los perros?

La única manera para conocer las razones por las cuales un perro puede ladrar, es comprendiendo dichas razones. Ya que nuestros amigos peludos, pueden desencadenar una crisis de ladridos por razones externas, tales como la invasión a su territorio, o razones internas, como puede ser miedo o aburrimiento.

razas de perros pequeños que ladran poco

En cualquier caso, es prioridad prestarle atención a dicho comportamiento, ya que sí, lo evadimos o simplemente solucionamos con una caricia o una galleta, somos nosotros mismos los responsables directos de tan ruidosos ladridos. De esta manera no estamos solucionando, sino evadiendo la situación y estimulando para que se vuelva aún más crítica y molesta.

Todo efecto, tiene una causa. Y nuestras mascotas no son la excepción. Sus ladridos son simplemente la manera que tienen para comunicar sus emociones, expresar que sienten, que les gusta o disgusta, en fin, emociones que simplemente por medio de un ladrido, o muchos de ellos, pueden hacerse entender. Es el momento que lo empieces a comprender, y a conocer, así lo puedes ayudar.

Ladridos por alegría o entusiasmo

Y es que, a quien no le gusta expresar alegría de una manera emotiva, queriendo quizás que todos se enteren de su sentir. Los peludos en casa, ladran al verte llegar del trabajo, al ganar una competencia o al jugar con los niños en el parque, de esta manera están demostrando su entusiasmo.

Ladridos por aburrimiento o tristeza

Estar solos en casa, es uno de los motivos más frecuentes por el cual nuestras mascotas suelen ladrar. No tienen compañía, no hay un juguete cerca y la soledad es su fiel compañera. Lo único que pueden hacer es ladrar, así quizás no se sienten tan solos, o hacen un llamado de alerta, para pedir atención.

Ladridos por estrés

Así como tú, necesitas gritar, reír o cantar para liberar el estrés, tu perrito encuentran en sus ladridos una forma de liberarse también. Perros con cargas excesivas de estrés por la soledad, aburrimiento, entrenamientos o adiestramientos muy estrictos, son los que ladran y ladran sin parar.

Ladridos por genética o herencia

De tal palo, tal astilla. Bien que se puede aplicar también en el caso de los cachorros, pues el ladrar puede deberse a factores hereditarios, ya que existen ciertas razas de perros con mayor predisposición a ladrar y ladrar.

La salud

Si, tu perro se siente enfermo, si por los años empieza a degenerar su organismo o a debilitarse, indudablemente ladrar es la manera de pedir ayuda. Por eso es tan importante, estar pendientes de ellos, de su dentadura, ojos, orejas, pelaje, entre otros. Acudir al veterinario ante cualquier signo de alarma, y así evitar que sufra o enferme.

Conductas aprendidas

Ladrar es la única manera que, en muchos casos los perros logran llamar la atención de sus amos. Si, tristemente los perritos demandan de muchos cuidados o necesidades, y debería ser responsabilidad de quien lo cuida suministrarle todo con cariño y sin que el peludo lo pida. Pero llega el extremo en que es tal el descuido y olvido, que lo único que puede hacer la mascota, es ladrar para que lo alimenten, acaricien o cuiden.

Estos son algunos de los motivos por los cuales ladra tu perro, esperamos que al leer este artículo, lo comprendas más y junto con él, puedan encontrar la mejor manera de llevárselas bien y vivir mejor.

Técnicas o ideas para que tu perro no ladre tanto

Es natural que los perros ladren, es la única manera que saben y tienen para comunicarse, el problema es cuando hacen de los ladridos una constante, repetitiva y escandalosa forma de querer llamar la atención.

Para encontrarle solución a este problema, debes tener mucha paciencia y amor por tu mascota. Observar detalladamente, hacerle seguimiento a su rutina diaria, poder comprender qué es lo que hace que ladre tanto, en qué momentos lo hace y que situaciones lo irritan o agitan, ahí descubrirás que cambios realizar para que tu perro sea el más adorable de todos.

  • Si al llegar a casa encuentras un perro totalmente descontrolado, saltando, ladrando y corriendo sin parar. Puedes comprender que tu perro se siente solo, que le teme a la soledad, que necesita compañía, puede ser de otra mascota, puedes dejarle juguetes que distraigan su atención y lógicamente darle un paseo cuando tengas disposición, esto aliviará toda su angustia, comprenderá que tú lo amas y sentirse así, lo tranquilizara.
  • El sedentarismo, sin duda alguna tiene relación con los ladridos en exceso. Un perro que no hace ejercicio, es destructivo, agresivo, miedoso. Sufren cambios de personalidad, pueden llegar a lastimarse. Se agitan tanto al ver a sus amos, llegando al límite de asustarlos. En este caso, la actividad física, el ejercicio es la clave para que tu mascota pueda liberarse de todo el estrés que tiene acumulado, ya veras el cambio que tendrá.
  • Los sonidos y la presencia de extraños es algo que sin duda despierta los ladridos de nuestros amigos los peludos. Aquí es cuestión de restarle importancia a su comportamiento, ya que ante el sonido de un carro, un timbre o un teléfono, él rápidamente ladra y busca tu atención.
  • Ignoralo y enséñale a ser obediente, a sentarse, no tienes idea lo que en principio te ayudará. Ya que aprende a recibir órdenes y seguirlas, sacándolo de la alteración mental que pueda tener en el momento. Enséñale a pedir las cosas sin ladrar, algo que podría ser imposible, si es posible, cuando lo educas correctamente. Tu perro debe comprender que no es necesario ladrar para obtener lo que quiere, debe tener claro que tú, eres el líder y que su posición debe ser más sumisa y esperar calmadamente. Ten mucha paciencia en este proceso, ya veras el resultado final.
  • Existen también collares de entrenamiento. Estos collares ayudan a controlar a tu perro. Calmando su ladridos. Lo ideal es no lastimar el perro y poderle enseñar a dejar de ladrar por todo.

Esperamos que con estos sencillos consejos, consigas que tu perro ladre menos y puedan compartir momentos más felices y tranquilos. Donde tu perrito se sienta amado y pueda socializar sin ningún inconveniente, donde todos a su lado, están siempre sonrientes.

Sin embargo, siempre debes entender que tu amigo de 4 patas, a quien tu tanto quieres, es un lindo perrito y como perro se comporta, solo que si tú le ayudas y le das mucho amor y educación, tendrás el mejor compañero y podrás disfrutar de su compañía en cualquier lugar, ten mucha paciencia y dale mucho amor, él te ama y te ve como lo mejor.

Así como existen razas de perros que ladran por todo, también existen perros que ladran poco. Peludos que son tan tranquilos, que ladran lo necesario, pero no son nada ruidosos. Aquí te presentamos algunas de esas razas, vas a querer llevar una a casa.

Razas de perros que ladran menos

Bulldog francés

retrato de un bulldog francés

Este es un hermoso ejemplar, un hermoso peludo de 4 patas, el cual puede vivir tranquilamente en el interior de un departamento o casa. Es un perro muy tranquilo, poco ladrador. Una de las razones por las cuales puede hacerse sentir, es cuando alguien toca a la puerta. De lo contrario es muy cariñoso y callado.

Boston terrier

retrato de un boston terrier

Este lindo perrito, es muy cariñoso, paciente y equilibrado. Le encanta estar en compañía de las personas. Es muy activo y es una de las razas menos ladradoras. Es una excelente mascota para departamentos y para personas que no son muy amigas del ruido.

Cavalier King charles spaniel

retrato de un cavalier king charles spaniel

Estos lindos perros, se adaptan muy bien a la vida interior, pueden convivir con el grupo familiar, no les gusta estar mucho tiempo a solas. Les gusta salir a pasear, a pesar de su aspecto algo frágil, son los más fuertes cuando se lo proponen. Son muy inteligentes, tranquilos, obedientes, equilibrados, alegres, limpios y son poco ladradores.

Spaniel japonés

retrato de un spaniel japonés

Es un lindo y tierno amigo de 4 patas, muy inteligente, cariñoso, activo y alegre. Disfruta la vida en familia y el juego con los niños. Aprende con rapidez lo que se le enseña, se adapta muy bien a la vida de un departamento. Ladra solo lo necesario, no es nada ruidoso, le encanta unirse al juego, pero suele cansarse rápido y prefiere apartarse y buscar la tranquilidad.

Pug o carlino

retrato de un carlino

Lindo cachorro, cariñoso y muy juguetón, es tranquilo y poco ladrador. Es adorable tenerlo como mascota, te acompaña donde tú quieras, es muy tierno y fiel a su amo, disfruta el calor familiar y sentirse querido y mimado es algo que disfruta.

Estos fieles amigos, son muy cariñosos y como mascotas son ideales. Todos muy tranquilos y poco ladradores, pero debes tener en claro, que pueden existir detonantes que desencadenan alguna crisis ladradora, por eso debes vigilar que todo esté en armonía. Brindarle amor y cuidado, y ante cualquier comportamiento extraño, buscar ayuda y orientación, para así poder solucionarlo.

Escrito por Aperrados

Deja un comentario

Tu Direccion de correo Electronico no sera publicada