Perros Policía

Perro policia con chaleco antibalas

Hacia principios del siglo XX, varios países, sobre todo Bélgica, empezaron a barajar la posibilidad de adiestrar perros para ayudar a la policía. Los que se consideraron más aptos fueron los de tipo pastor. Varios pastores belgas se llevaron a Estados Unidos para constituir el núcleo de un equipo de trabajo de apoyo a la policía; otros se exportaron a China y Japón.

Perros Nadadores

EN 1900, la división fluvial de la policía de París empezó a emplear chiens plongeurs, es decir, perros nadadores, en sus patrullas por las orillas del Sena. Los animales garantizaban la seguridad de los márgenes del río por la noche y estaban adiestrados no sólo para perseguir a delincuentes sino también para salvar a quien se pudiera ahogar. Para este fin se usaban sobre todo retrievers o cruces de terranova o leonberger. Los animales vivían en unas perreras de la comisaría de Quai de Tournelle construidas para tal efecto.

En Europa se empleaban perros a lo largo de las fronteras para detectar y perseguir a contrabandistas, pero muchas veces estos últimos usaban sus propios canes para pasar la mercancía ilícita hasta el otro lado, un buen modo de evitar a los perros policía.

Los Primeros Perros Policias

Perro policia saltando escalera

A principios del siglo XX, la policía británica se servía de perros para detectar a personas y mercancías así como para su defensa. Los animales tenían que estar siempre alerta y ser inteligentes y equilibrados, y, aunque tenían que ser capaces de ayudar a sus amos, era importante que no fueran agresivos. En un principio mucha gente estaba en contra del uso pastores alsacianos, una raza alemana que se utilizaba con éxito en su país. Eso se debía en parte al país de origen y en parte a que era una raza que gozaba de injusta mala fama porque se la llamaba sin fundamento «perro lobo alsaciano». La policía alemana prefería un perro capaz de llegar a atacar, porque su legislación no presuponía la inocencia hasta que se demostrase lo contrario, a diferencia de lo que ocurría en Gran Bretaña. De hecho, en Alemania a menudo se daban casos de perros que atacaban a personas de un modo que no se hubiese tolerado en Gran Bretaña.

Perro policia subiendo escalera

En Gran Bretaña se empleaban perros para patrullar los caminos rurales y los barrios periféricos, a la caza de ladrones y rateros. Airdale terriers, retrievers, border collies y cruces de éstos eran los tipos de perros más empleados en este trabajo ya que, debido a su capacidad innata, no necesitaban un adiestramiento muy complicado.

Adiestrando a los Perros Policia

Existían ciertas diferencias entre el modo en que se adiestraba a un perro destinado al trabajo en la ciudad y en el campo. En las ciudades se utilizaban para desocupar los parques públicos por la noche y para que llamaran la atención del agente sobre cualquier acto delictivo o anormal, por ejemplo, la presencia de ladrones tras las persianas de una joyería o sospechosos acechando por los callejones. Se enseñaba al perro a adelantarse al agente hasta la siguiente esquina y volver atrás si veía algo sospechoso, y también a cobrar objetos peligrosos como pistolas, puñales, navajas y cristales rotos. Después venían los ejercicios de discriminación, en los que el perro aprendía a seleccionar determinados objetos pertenecientes a una persona en particular.

Perro policia atacando

El adiestramiento implicaba enseñar al perro toda una serie de habilidades, por ejemplo, escalar obstáculos altos para que fuese capaz de superar verjas, y rastrear una pista determinada, como el olor de una huella o de un trozo de ropa. Después había otro curso de trabajo con personas, en el que se le adiestraba para no morder nunca a una persona parada, sino sólo retenerla y evitar que se escapase. El adiestramiento completo llevaba un año de entrenamiento intensivo y especializado, aunque los que sólo realizaban la parte de obediencia podían acabar el curso en tres meses. Se crearon varias asociaciones de adiestramiento para entrenar a la obediencia cuyo público incluía a veces particulares que llevaban a sus perros a adiestrar para su uso personal o simplemente por interés. Sin embargo, era importante que las asociaciones evitaran que cualquier persona pudiera enseñar a sus perros más allá de los cursos de obediencia y rastreo, pues no se consideraba prudente adiestrar por completo a un perro a menos que fuera para las fuerzas del orden.

Con el paso del tiempo, el uso de perros en la actuación policial se ha convertido en algo cotidiano, y ahora se valoran mucho porque, con un adiestramiento adecuado, rara vez tienen un comportamiento impredecible. Muchas de las habilidades que se les enseñaban a principios del siglo XX se han modificado para adaptarlas al estilo de vida actual ya que el abanico de delitos a los que se tienen que enfrentar los perros es mucho más amplio. Por ejemplo, ahora también se emplean para realizar tareas de protección y rescate, todo ello en el ámbito del trabajo policial y servicios relacionados.

Escrito por Aperrados

Reacciones:

2 reacciones en “Perros Policía”

Deja un comentario

Tu Direccion de correo Electronico no sera publicada