Mastin tibetano (Dogo del Tíbet)

El Mastín tibetano o dogo del Tíbet es una raza muy antigua que podría remontarse a la edad de piedra o de bronce. Al parecer, los ejércitos de Alejandro Magno la diseminaron por Europa, de ahí que tome fuerza la teoría de que podría ser el ancestro de todos, o casi todos, los mastines europeos. Sin embargo, en el Tíbet, esta raza estuvo aislada durante cientos de años sin sufrir grandes cambios. Era una completa desconocida para el resto del mundo hasta que, en el siglo XIX, se dió a conocer en Gran Bretaña, donde se perfeccionó y estandarizó.

Guardián del ganado en sus orígenes, el dogo del Tíbet constituye un excelente perro de guarda por su tamaño imponente, su intrepidez y su instinto protector, pero también es una mascota en general dócil, cariñosa y tranquila, puesto que sus tendencias agresivas han ido desapareciendo con las sucesivas generaciones.

Dogo del Tibet

Altura: 61-71 cm.
Peso: 64-78 Kg.
Esperanza de vida: 14-16 años
Origen: Tíbet
Descripción: Perro robusto de tipo mastín con la cabeza grande. Orejas caídas y cola empenachada, normalmente curvada sobre el lomo. Pelaje de longitud media y denso, con un collarín alrededor del cuello. Color negro con marcas doradas o canela.

Fuente: Perros: Historia, descripción, fotografías; Bryan Richard

Escrito por

Si te gusta el Dogo del Tíbet también te podría gustar:

  1. Pastor Aleman

  2. Rottweiler

  3. Bull terrier

  4. Pastor belga

Deja un comentario

Tu Direccion de correo Electronico no sera publicada